Seguidores

NUEVA PÁGINA

domingo, 22 de mayo de 2011

CELEBRAR, ES LA ÚNICA ACTIVIDAD QUE TIENE SENTIDO.

El disfrutar es la única actividad que tiene sentido, cualquier otra, si se pudiera, sólo molestaría tu eterno estado de felicidad.

La humanidad es la etapa mas importante en el proceso del despertar- Por mucho tiempo, - el cual mucho se te ha demostrado que es ilusorio- tu has permanecido dormido experimentando temor, dolor, sufrimiento, miseria en general e infelicidad.

Cuando tu decides crear una ilusión, en el momento en que haces la elección de ir mas allá con ello, Tu Padre, que sabe cuanta angustia puede causarte, instantáneamente te provee del antídoto, la cura.

Esto asegura que no pueden dañarse así mismos, y ese camino de regreso a la realidad, la eterna unión con El, esta instantáneamente disponible tan pronto como tu lo decidas, como sin lugar a dudas lo harán, para estar consientes y permitir que la ilusión se disuelva, como han estado y estarán, eternamente en casa con Él.

El tiempo que has gastado pretendiendo estar separado de Él y solo, parece ser interminable, por que ser uno con Él es su estado de dicha natural, y ningún otro estado,incluso si pudiera existir, podría ser extremadamente doloroso. 

Tu eres eternamente uno con Dios en perfección divina, intentar imaginar o construir cualquier otro estado solo podría causarte dolor, lo cual has estado experimentando.

La buena noticia es que la ilusión es ilusoria, y no puedes fallar ya que esta se disuelve y se va, tu eres divinamente cuidado por que eres divinamente amado, y eres infinitamente protegido de cualquier daño.

El disfrutar es la única actividad que tiene sentido, cualquier otra, si se pudiera, sólo molestaría tu eterno estado de felicidad.

Pero tu eterno estado de felicidad no puede ser perturbado, y tu única opción sana, por consiguiente, es regocijarte de felicidad, tu regocijo, es el reconocimiento de que eres uno con Dios, de quien tu separación es imposible. 

Así que realizando tu intenso y fuerte proceso de despertar, el cual es conducido por el amor que te tiene tu Padre y el tuyo por Él. 

Tu entendimiento desplegado sobre esto hace que comprendas que Él ama a todo lo que es su creación, sin excepción, y eso consecuentemente te pasara a ti. 

Esta conciencia se esta expandiendo rápidamente, y las barreras de la ilusión que construyeron para separarse de ustedes mismos, en un intento irracional para separarse de ustedes mismos, se esta comenzando a desintegrar. 

Si, habrá quienes podrán resistencia en esto, pero lo insano de su actitud esta comenzando a ser mas clara para todos.

Todos ustedes son uno con el Padre de los cielos, y cualquier intento de construir barreras de separación entre aquellos que eligen lo bueno ( los que eligen a Dios) de los que eligen lo malo ( aquellos, que Él, en tu opinión, se condenaran al infierno) no tiene sentido de todas formas. 

Juzgar a los demás es tan equivocado como juzgarte a ti mismo y solo sirve para demostrar la total inocuidad de la habilidad para ver claramente, solo entiende lo que hiciste, cuando tu imaginaste la ilusión, pretendiendo que existía, y después elige reafirmarla ahí.

La separación de Dios y de cada uno de los otros que intentaste crear solo puede causarte dolor, porque "estar separado" significa "no saber" y lo que no sabes, te hace temer y desconfiar.

Esto es lo que has estado experimentando por eones en la ilusión, y la insanidad de todo esto esta finalmente captando tu atención, esta llegando a ser cada vez mas obvio que lo que has experimentado parece ser una intensa broma enfermiza. 

¡No puede haber forma de que esto sea Real! Sólo Dios en su amor infinito, del cuál tu eres un elemento esencial, es Real. Nada mas podría existir o tener el más mínimo sentido.

¡Así que Celebra! Tu no puedes fallar el despertar a la realidad, ese estado divino de eterna armonía y dicha en el cual tu existes permanentemente, sin interrupción.

Con mucho amor, Saúl.

Traductora: Lenisse Montero


La Muerte es tan ilusoria como lo son sus cuerpos.

La muerte es solo un recostar del cuerpo cuando ustedes ya no tienen necesidad de él, porque su vida, su existencia es eterna por siempre, sin fin.

Las expectaciones de ustedes están intensificándose en anticipación al momento de su despertar.

Han estado dormidos por lo que parece haber sido eones, y aunque no sido sino más que un instante, ustedes están, muy naturalmente, impacientándose cada vez más.

Ustedes quieren llegar a Casa a la gloriosa bienvenida que saben les aguarda, y sin embargo el momento por el cual están esperando parece imperceptible, de hecho muy por fuera de su visión, desde su punto de vista, en la realidad de sueño que los envuelve.

Muchos de ustedes están hablando de su llegada con esperanza y entusiasmo, pero es muy difícil para ustedes saber y creer que su llegada es inminente con la misma sensación de certeza que ustedes tienen respecto a un día que sigue de otro.

Descansen asegurados que lo que Dios les ha prometido ocurrirá porque Él no puede y nunca desearía retractarse de una promesa.

Su promesa es Su contrato inquebrantable con ustedes en el cual Él desea satisfacer en cada detalle al momento en que fue decidida la separación entre ustedes y Él, y nada puede impedir el cumplimiento de esa promesa divina.

En tanto nosotros en los reinos espirituales observamos la culminación de las preparaciones restantes que conducen al momento de su despertar, nuestros corazones están llenos de expectación gozosa del deleite en asombro de ustedes, en cuanto ocurra, y con una inmensa compasión por su sensación de duda y ansiedad en tanto les parece que no hay un fin a las preparaciones requeridas para este trascendental evento; y por su aparente interminable período de espera.

Es difícil para ustedes permanecer enfocados en el hecho de que un resultado glorioso está asegurado mientras continúan experimentando la vida en un ambiente en donde la mayoría de la información dentro del dominio público es sobre la guerra, el sufrimiento, el engaño, y la traición.

Pero este estado de infelicidad está llegando a su fin porque es la Voluntad de Dios y la de ustedes el terminar esta pesadilla para que puedan ustedes despertar a la Realidad, que es, su Hogar eterno.

En tanto continúan viviendo a través de este período de espera, el cual en verdad ya había acabado en tanto éste comenzó, recuerden ustedes constantemente que lo que están experimentando es una ilusión.

Están ustedes en el proceso de despertar de una insana pesadilla, en la cual parece que están, cada uno de ustedes, seres individuales, constantemente en peligro de ser atacados y destruidos por uno de los miles de millones de otros individuos con los cuales su sueño está tapizado.

Débiles e indefensos, ustedes tratan de seguir fortaleciéndose física, emocional e intelectualmente, para que puedan mejor enfrentarse a los peligros que los amenazan en cada momento.

Y sin embargo, no obstante cuán triunfantes puedan salir en sus esfuerzos, la muerte es inevitable, el evento final de la vida del que nadie puede brincarse.

Pero esto no es así. ¡Aleluya! Ustedes son todos seres divinos e inmortales, creados dentro del Amor por su Padre Celestial para una eterna existencia de alegría infinita.

La muerte es solo un recostar del cuerpo cuando ustedes ya no tienen necesidad de él, porque su vida, su existencia es eterna por siempre, sin fin.

Como humanos dentro de cuerpos, eso es más bien desalentador, porque el cuerpo se deteriora con la edad, haciendo totalmente claro que su vida terrenal es mayormente muy limitada, y en tanto envejecen, parece que ella es más corta en tanto el tiempo parece moverse más y más rápido.

Y sin embargo el pensamiento de la eternidad incluida en el cuerpo humano se vuelve para ustedes cada vez menos atractivo—¡pero ustedes no quieren morirse!

Las buenas noticias es que la muerte es tan ilusioria como lo son sus cuerpos y el ambiente en el cual aparentemente existen.

Su destino inevitable es la vida eterna en alegría eterna, y eso está completamente fuera de los reinos de la imaginación limitada disponible para ustedes en tanto se despiertan de la ilusión.

Con mucho, pero mucho amor, Saúl.

Traductor: Trabajador de la luz.